Doctor en filosofía social de la universidad de California y post doctor de la Universidad de Oxford, experto en semántica, economía y otras ciencias sociales Fechas de colaboración en CIDE: Desde principios de 1972 hasta septiembre de 1974 (inicios del Programa Padres e Hijos. PPH) Entre 1980 y 1983 en varias oportunidades (en Osorno en 1980) De vez en cuando posteriormente como asesor ocasional voluntario, por ejemplo, acompañando a padre Patricio en reuniones con donantes en EEUU y Canadá; y revisando o aportando documentos Actualmente, colabora con una red de economistas chilenos que estudian los fundamentos éticos de las ciencias económicas. Como Paulo Freire propone que el diálogo es capaz de generar una especie de verdad entre los participantes, que produce entendimientos, acuerdos y proyectos compartidos.

Testimonio de Howard Richards (1938)
Gestiona: Cecilia Cardemil
Fecha: Diciembre 2016

Pregunta 1.
¿Qué sientes al evocar a Patricio Cariola y comenzar a pensar en tu relación con él?

No puedo creer que no está vivo. Me siento unido con él todos los días.

Pregunta 2.
¿Cuándo conociste a Patricio Cariola y en qué circunstancias? ¿Cuál fue tu relación con él?

Lo conocí por primera vez en la casa de Miss Grey, la directora del Santiago College, en aquel tiempo un colegio de señoritas ubicado en Los Leones con Lota. Habíamos recién llegado con Carolina (mi esposa) para ser profesores y en mi caso decano académico del College. Miss Grey organizó una serie de cenas para nosotros con personalidades de la educación chilena, entre ellos Ernesto Schieflebein, Mario Leyton, y el padre Patricio Cariola, quien era en aquel entonces director de la FIDE. Fue antes del comienzo del CIDE.
Mi relación con él fue distinta en diferentes etapas. Fue siempre una relación de compromiso social en un mundo muy dividido. Tuvimos en común conocer a personas de la clase alta con mentalidad de derecha, y también a personas de la intelectualidad de la izquierda. Tuvimos también en común una cierta religiosidad exagerada comparada con la mayoría del equipo del CIDE. Él me dio libertad para diseñar el programa que más me pareciera prioritario, y diseñé el Programa Padres e Hijos (PPH). Después del Golpe colaboré con él en el Comité de Reconciliación (no sé si este sea el nombre exacto) que después cambió de nombre y se formó dos veces y terminó siendo la Vicaria de la Solidaridad. Nos visitó en Limache y posteriormente en Estados Unidos y en Canadá. Él tuvo una vez la idea que yo podría ser para él una especie de tutor en filosofía, pero esta idea nunca tuvo mucho vuelo porque él no tuvo tiempo para realizar las lecturas que le propuse.

Pregunta 3
¿Cuáles son los aspectos de la vida de Patricio Cariola y de su participación en la vida social y política de Chile que es necesario dar a conocer, recordar y sobre los cuales es importante dejar un testimonio histórico?

Pregunta 4
¿Cuáles son los aspectos de la obra educacional de PC que es necesario recordar y sobre los cuales es importante dejar un testimonio histórico?
Combino mis respuestas a las preguntas 3 y 4. Distingo entre lo que quería hacer y lo que pudo hacer. Lo que pudo hacer fue limitado siempre por los criterios de las agencias que financian proyectos. Durante la Dictadura hubo limitaciones adicionales. Creo que Patricio fue un testigo fiel de lo que quería hacer aun cuando no pudo hacerlo. Como el Padre Hurtado quería refundar la educación sobre la base de los valores. No fue un cristiano fundamentalista, pero fue cristiano y no se concibió fuera de su vocación de sacerdote. Decía que si hubiera una página en la Biblia que no sirviera para mejorar la vida, entonces había que sacarla de la Biblia. Una vez cuando lo fui a ver en la cárcel dijo que para algo servía el celibato, puesto que por no tener familia él tenía mayor libertad para pasar tiempo en la cárcel cuando fuese necesario. No quiero insistir tanto en su integridad personal y su consecuencia con su fe. Lo que quiero recalcar es que la educación de hoy se está despistando por centrarse en el idioma, las matemáticas, y las ciencias. Quiero recalcar que esta era la opinión de Patricio.

Pregunta 5
¿Qué me puedes contar acerca de la manera de ser de Patricio Cariola? Siéntete libre de referirte tanto a aspectos positivos como negativos.
Siempre tuvo un sentido del humor, como si él fuese un personaje cómico en una novela y estuviera comentando sus aventuras en la vida desde un punto de vista fuera de sí mismo. Tenía el don de hacer sentirse apreciadas y amadas a las personas a su alrededor.

Pregunta 6
Patricio Cariola fue toda su vida un sacerdote jesuita. ¿Qué me puedes contar sobre su relación con la trascendencia y su trabajo pastoral?
(Contesté a las otras preguntas antes de leer la pregunta 6). No había mucha diferencia entre su trabajo propiamente pastoral, su trabajo en educación y sus intervenciones públicas. Más que relación con la trascendencia él tuvo un compromiso firme, hasta porfiado, para (como decía padre Hurtado) “hacer el bien, el más bien posible” en todas las situaciones y circunstancias que le tocó vivir. Siempre quiso afirmar la relevancia duradera de ciertos aspectos (no todos) de la sabiduría tradicional de la Iglesia Católica en el mundo actual. Se identificaba mucho con los otros jesuitas y pensaba en su propio aporte como una parte del aporte colectivo de la Compañía.